No me abandones

No me abandones

Perros

Promedio Comentarios

Descripción

Más de mil perros son abandonados anualmente en la provincia de Cádiz. Peludos que, repentinamente, se encuentran desamparados y necesitan la ayuda de protectoras como la nuestra. Pero nuestro refugio es un lugar de paso donde recuperarse. Su último destino y nuestro principal fin es que encuentren un hogar.

Cuando adoptas un peludo no solo le das una segunda oportunidad. Su capacidad de agradecimiento llenará de felicidad tu día a día, ya que generaréis un vínculo de amor mutuo e incondicional que durará el resto de su vida.

Recién estrenado el siglo XXI, unos amantes de los animales tuvieron noticia de que, en un terreno cercano a Chapín, mal vivían hacinados decenas de perros. Con falta de comida, sin cuidados veterinarios y en pésimas condiciones higiénicas, su día a día dependía de que se acordaran de ellos y les llevaran cosas aparentemente tan simples como agua y algo de comer.  

Pero afortunadamente no les pareció suficiente y comenzaron a movilizarse. Constituyeron la Asociación para la Protección de los Animales No Me Abandones (NMA) consiguiendo que el Ayuntamiento les cediera unos terrenos. Es posible que en ocasiones el universo se alíe para que las cosas buenas progresen.

En esa situación surgió la desinteresada donación de una importante cantidad de dinero por parte de alguien que, en aquel momento, era sólo una persona sensible que no quiso mantenerse al margen de la situación tan dura en la que NMA se encontraba. Sin ella, y sin ese gesto tan generoso y altruista, los comienzos hubieran sido mucho más duros y cabe la posibilidad de que el proyecto no hubiera podido prosperar. 

Los comienzos no fueron fáciles

Una de las primeras dificultades consistió en que la constructora que fue contratada para poner en marcha el acondicionamiento de las instalaciones ejecutaba las obras sin calidad y los voluntarios tuvieron que decidir la paralización de las obras. En consecuencia NMA tuvo una pérdida de recursos y tuvo que cargarse de energía y buscar otras alternativas. 

Pero el tiempo y los compromisos avanzaban,  los perros ya se encontraban en el refugio y había que asumir los gastos de alimentación y de cuidados veterinarios. Los recursos extraordinarios de la voluntaria se iban consumiendo con lo que hubo que construir espacios cuyo vallado podían ser unos palés y el techo cualquier somier cubierto con una manta.   

Eventos

Mapa

Estadisticas

0 Visualizaciones
0 Clasificación
0 Favoritos
0 Compartidos

Categorías

Etiquetas

Autor

Translate »